Fiscalidad de los seguros de dependencia

Fiscalidad de los seguros de dependencia.

A la hora de contratar el seguro de dependencia tienes que  valorar cómo te beneficia a la hora de las aportaciones y cómo se comporta a la hora de cobrar la prestación.

 

Tratamiento fiscal de las aportaciones en el seguro de dependencia

En la actualidad, los seguros de dependencia son los únicos seguros de riesgo que te  permiten ventajas fiscales en las aportaciones.

A día de hoy tienen el mismo tratamiento fiscal que los planes de pensiones.

“Los seguros de dependencia tienen impacto directo en el IRPF”

En suma con ellos, podrás desgravarte de tu base imponible hasta 8.000 euros o el 30% de tu base imponible.

El límite lo marca la menor de las dos cantidades resultantes.

Hablamos de aportaciones realizadas a seguros de dependencia exclusivamente que garanticen la contingencia de Dependencia Severa y Gran Dependencia.

Y siempre que tomador, asegurado y beneficiario sea la misma persona.

Podrás ver aminorada sustancialmente tu factura fiscal año a año  y por tanto el resultado de tu aportación a este seguro.

Dependiendo de la comunidad autónoma puede llegar a una desgravación sobre la prima pagada del 56%.

Desde el primer día tienes disponible a nuestros abogados que de manera gratuita pueden informarte sobre esta cuestión.

Pongamos un ejemplo:

Un contribuyente de 50 años que en la actualidad tenga una base imponible en su declaración de renta de 35.000.- € y que tenga contratado un seguro de dependencia con una prima anualizada de 600.- €, lo que se traduce en un capital asegurado para dependencia severa de 200.000.- € y gran dependencia de 400.000.- €, tendrá un beneficio fiscal de 280.- €, por lo que el ahorro fiscal supondrá el 40 % de su aportación.

 

Fiscalidad de la prestación de seguro de dependencia

A la hora de recibir la prestación del capital pasará a formar parte y tributará como rendimientos íntegros de tu trabajo.

Aquí también podrás consultar a nuestros abogados para realizar cualquier consulta telefónica referente al impacto del seguro de dependencia en tu IRPF.

Por tanto, la relación de prima, garantías y beneficio fiscal de los seguros de dependencia lo sitúan como uno de los productos más atractivos y útiles de la gama de seguros de vida riesgo.

Aprovecha la repercusión positiva en tu renta para cubrir un mayor capital que garantice tu tranquilidad.

¿Que es un seguro de dependencia?

Seguro de dependencia. Concepto.

El seguro privado de dependencia es el instrumento por el cual aseguramos una contraprestación al producirse un reconocimiento de situación de dependencia  en la persona asegurada.

De esta definición surgen varias preguntas:

  • ¿Qué es la dependencia?
  • ¿En que situaciones de dependencia  se cobra dicho seguro?
  • ¿En qué consiste la prestación de dependencia?
  • A qué llamamos reconocimiento de situación de dependencia. 
  • Quién puede ser la persona asegurada y bajo qué condiciones.
  • Cómo tributan las primas pagadas y las indemnizaciones recibidas.

 

La dependencia. Definición y grados.

Según la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.

Se define la dependencia como el estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria o, en el caso de las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, de otros apoyos para su autonomía personal.

 

Grados de dependencia.

  1. a) Grado I. Dependencia moderada: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.
  2. b) Grado II. Dependencia severa: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no quiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.
  3. c) Grado III. Gran dependencia: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.


 

Que cubre el seguro de dependencia. Prestaciones.

El seguro de dependencia AXA cubre dos situaciones, ya sean por accidente, enfermedad o envejecimiento.

Dependencia Severa (Grado II). Cobras el capital elegido por ti.

Gran Dependencia (Grado III). Cobras el doble del capital elegido por ti.

La situación que primero se reconozca es la que da derecho a prestación en forma de capital.

Piensa que hay muchas situaciones en la vida diaria que podrían llevarte a sufrir una Gran Dependencia.

Supongamos que tienes contratado un capital principal de 100.000 euros para el caso de Dependencia Severa.

Si debido a un accidente o cualquier enfermedad la primera situación reconocida fuera la Gran Dependencia, cobrarías una indemnización de 200.000 euros.

La prestación económica que se percibe en un capital puede traducirse en una renta.

 

 

A qué llamamos reconocimiento de situación de dependencia

Te ponemos íntegro el texto de las condiciones generales del contrato referente a la documentación necesaria.

El Asegurado será considerado en una situación de dependencia a efectos del presente contrato cuando el reconocimiento de la situación de dependencia haya sido efectuado mediante resolución expedida por la Administración Autonómica correspondiente a su residencia; o en su defecto, mediante dictamen expedido por colegiado médico de la Administración Autonómica correspondiente a la residencia del solicitante, acreditando que se cumplen los requisitos legalmente establecidos para el reconocimiento de la situación de dependencia, en cualquiera de los grados cubiertos por la póliza

Esta clausula es crucial ya que marca la diferencia con el resto de seguros.

No será necesario esperar a la resolución del expediente valorado por la Administración Autonómica correspondiente.

Piensa en un accidente de tráfico y en todos los gastos que se pueden incurrir hasta reconocerse la dependencia o se te indemnice por otras vías (responsabilidad civil de vehículos o de otros causantes,etc).

 

Asegurado en el seguro de Dependencia

En los contratos de seguro de Dependencia el tomador, asegurado y beneficiario has de ser tu.

Bien es cierto que a veces nos encontramos con personas que desean pagar un seguro a un familiar por un ejercicio de responsabilidad.

En caso de que ocurriera algo, quizá no podríamos atender como quisiéramos a ese familiar cercano y este seguro te permitirá acometer todos los imprevistos económicos con lo que la carga emocional sería aminorada.

La edad para contratar este seguro va desde los 18 años a los 75 años, siendo prorrogable hasta los 80 años.

Indicarte además que debes ser español o residente con NIE en vigor con residencia fiscal en España.

 

Tributación en el seguro de dependencia

En cuanto a la fiscalidad del seguro de dependencia existen una serie de ventajas sobre las primas pagadas.

Reduciendo la base imponible hasta el límite de 8.000 euros o el 30% de la base.

A la hora de percibir el capital asegurado pasara a formar parte de tu rendimiento del trabajo.

 

Conclusiones

Ahora ya tienes mucha más información para poder decidir en qué condiciones contratar este seguro.

Anímate a escribirnos y daremos con la mejor opción.

¿Quién puede contratar un seguro de dependencia?

¿Quién puede contratar un seguro de dependencia?

Si tienes entre 18 y 75 años y deseas cubrir tus necesidades futuras en caso de sufrir una situación de dependencia, beneficiándote de ventajas fiscales y unos precios competitivos.

Y te ves reflejado porque:

– Ves amenazado tu patrimonio en caso de sufrir una enfermedad o accidente que deriven en una situación de dependencia.

– No dispones de una alternativa familiar que puedan proporcionarte cuidados especializados.

– No quieres romper la estabilidad familiar que produce una situación de dependencia sin recursos económicos suficientes.

En definitiva, el seguro de dependencia es apropiado cuando quieres mantenener la mejor calidad para ti y los tuyos tras sufrir una situación de dependencia.

Las condiciones para la contratación del seguro de dependencia:

– Personas con edad comprendida entre los 18 y 75 años. Prorrogable hasta los 80 años.
– Capital mínimo de contratación 50.000.- € y máximo de 750.000.- € para la dependencia severa, en caso de gran dependencia la prestación se duplica.
– Periodo de carencia:

  • NO tienen carencia alguna los que en el momento de la contratación sean menores de 60 años. Ni por accidente ni por enfermedad.
  • Carencia de un año para mayores de 59 años en caso de enfermedad.
  • Y en caso de enfermedad mental será de 3 años (mayores de 59 años).
Periodo de Carencia Tres años a contar desde la fecha de efecto del contrato, para Asegurados cuya edad, a la fecha de contratación, supere los 59 años y exclusivamente para el supuesto de que la situación de dependencia se produzca como consecuencia de una enfermedad mental, para el resto de enfermedades el período es de 12 meses. Si la causa de la dependencia es un accidente no tiene período de carencia.

– Pago de las primas por domiciliación bancaria, pudiendo ser fraccionadas.
– En todos los casos se precisará Solicitud de Seguro con la declaración de estado de salud cumplimentada.
– Para capitales superiores a 150.000.- € en Dependencia Severa o edades superiores a 55 años, además se realizará un proceso de tele-suscripción.
– A partir de 250.000.- € (500.000.- € gran dependencia) siempre es necesario un Informe Financiero cumplimentado que justifique la necesidad de dicho capital.
– Aquí dejamos un cuadro resumen con la tabla de requisitos:

REQUISITOS DE SELECCIÓN:

La tabla de requisitos de selección aplicable a este producto, considerando el capital para Gran Dependencia es:

De 18 a 45 años De 46 a 55 años De 56 a 75 años
(A) Declaración de estado de
salud(solicitud de seguro)
Hasta 300.000,00€ Hasta 300.000,00€ Hasta 300.000,00€
TUW – Telesuscripción Desde 300.000,01€ Desde 300.000,01€
(B) Análisis de sangre y orina Desde 300.000,01€
(C) Electrocardiograma
(D) Examen Médico
(E) Información Financiera* Siempre desde 500.000,00€ Siempre desde 500.000,00€ Siempre desde 500.000,00€

*La información financiera se cumplimentará a través del cuestionario financiero establecido al efecto.

Contacta para realizar un estudio de tus necesidades.