La persona quien trae a casa los ingresos principales solía ser el hombre o marido. Los tiempos cambian, sin duda. El acceso de las mujeres a la universidad fue un paso decisivo y muy importante. Desde entonces no han dejado de llenar las aulas y sus capacidades y profesionalidad suponen un gran valor para las empresas.

También a nivel social ha marcado un hito. Aunque no debemos atribuir todas las novedades familiares al fenómeno del estudio. Pero quizás sí el retraso de la maternidad. Y es que desarrollarse a nivel profesional es complejo hoy en día, aunque muy satisfactorio. Es posible que la realización personal de muchos de nosotros pase por ese éxito laboral.

Este hecho podría retrasar el deseo de tener familia para las parejas jóvenes que ya conviven. Uno de los dos debe ser quien trae a casa los ingresos principales, al menos durante los primeros meses de vida del retoño. Es por eso que la estabilidad es importante, pero tanto al inicio como en los años sucesivos.

La vida profesional y personal se puede alternar

Los padres o las mujeres que deciden dar el pecho a su bebé deben hacer ciertos sacrificios. Sin duda nada que no puedan soportar, pero se trata de una tarea que recae sobre la mujer especialmente. Aunque el hombre pueden ofrecer una gran y necesaria colaboración en esos momentos.

Sin embargo, son ellos y no ellas los que deben incorporarse antes al trabajo.

Finalmente, una vez cumplida la baja por maternidad serán ellas las que deban incorporarse. Pero ¿y si fueran ellos los que pidieran una reducción de jornada para que ambos padres pudieran alternarse? Posiblemente, sería fantástico. Los primeros meses de vida de un niño son muy importantes. En otros países lo elevan a los dos primeros años como la etapa crucial.

Es por eso que ambos padres podrían valorar el trabajar o no según convenga para la crianza. Si primero es él quien trae a casa los ingresos principales, después podría ser ella.

Quién trae a casa los ingresos principales podría exponer a la familia

No significa que la familia esté más expuesta porque sea uno o el otro, sino que las opciones se reducen. Si solo uno de los dos permanece laboralmente activo podrían surgir miedos en ambos; ¿y si le pasa algo? ¿Cómo podrían comer si cae enfermo? ¿Quién se haría cargo de las facturas si hay algún accidente?

Ese es el verdadero problema: el azar. Es por eso que si tu familia depende solo de ti o de tu mujer esto te interesa. Si eres quien trae a casa los ingresos principales asegúrate de que podrá seguir siendo así pase lo que pase. Llámanos y te informaremos sin compromiso sobre el Seguro de Vida y Dependencia y ¡vive sin miedo!

quien trae a casa los ingresos

Quién trae a casa los ingresos principales

También te puede interesar

Contacta con nosotros

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *