Residencias: no me lleves a una

Las residencias no son lugares que gusten a todos. No es raro que con la edad nuestros padres se pongan un poco exigentes. Empiezan a perder la agilidad que años atrás les caracterizaba y se sienten un poco más torpes. Eso no significa que pierdan ni un ápice de su dignidad u orgullo. Y aunque hay instalaciones en donde los cuidan realmente bien, un día te dice: “¡ no me lleves nunca a una residencia !”

Mi padre allí y yo aquí

Cuando podemos acudir a hermanos, la responsabilidad se reparte, pero no todos podemos cuidar a otra persona en casa. Sea por la distancia, por el ritmo de vida, por nuestros hijos o por nuestros horarios de trabajo ¿cómo solucionamos esto? ¿Buscamos residencias?

Una simple enfermedad que los deje en cama nos obligará a hacer las mil peripecias para acudir hasta allí. Darles de comer, bañarles, asegurarnos que toman su medicación ¿cómo nos organizamos para que estén bien? La dependencia, sea puntual o permanente, es un factor que debemos prever.

Nuestro padre, nuestra madre o ambos dos, se niegan a acudir a  una residencia, pero ya no pueden cuidarse solos. Hay algunos casos en los que escoger permanecer en el hogar es un lujo que no todos se pueden permitir. Piensas en cuánto costaría contratar a una enfermera que les atienda y a otra persona que acuda para asearles o prepararles la comida. ¿Puedes hacer frente a esos pagos?

Un seguro para darles lo que necesitan

En realidad sí que puedes permitírtelo, siempre que seas previsor y hayas pensado ya en esa posibilidad. Un seguro podría ser tu salvación y ofrecerte toda la ayuda que tus padres necesitan. Cubrir los salarios de las personas que les asistan para que permanezcan en casa sin mayor problema y otros pormenores.

Poder dar a tus padres todo lo que necesitan, dado que ellos antes lo han hecho por ti, no es complicado. Ahora puedes protegerles de esos inconvenientes y asegurarte que no les faltará de nada. Esperemos que no lleguen a necesitarlo, pero por menos de lo que piensas, no tendrás que arriesgarte. AXA, con su seguro de vida dependencia, quiere ofrecernos protección para resolver nuestras necesidades. Protege a los tuyos ante cualquier limitación. Y las residencias no serán tu única opción. Porque para nosotros tu tranquilidad es lo primero.

residencias

Residencias: no me lleves a una

También te puede interesar

Contacta con nosotros

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *