Tu coche no vale más que tú

Tu coche no vale más que tú

¿Cuánto cuidas tu coche? Es normal, en sociedades como la nuestra, que sea a través de los problemas que pongamos soluciones. Hasta que no surge la necesidad no pensamos en ella. Nuestras viviendas, modos de vida o descuidos en el mantenimiento hacen daños a nuestros vecinos. La solución fue obligarnos a adquirir un seguro de hogar para nuestras casas.

Por otro lado, los accidentes de tráfico empezaron a ser un problema, la gente muere y mata en las carreteras. También dañamos los vehículos de los demás, así que nos obligaron de nuevo a tener un seguro para nuestro coche. Poco a poco vamos adquiriendo conciencia de nuestra implicación en la vida de otros.

¿Pero qué pasa con nuestra propia vida?

Estamos acostumbrados a pagar para que reparen tu coche si le pasa algo, pero ¿qué pasa con nosotros?. Es decir ¿estamos otorgando un mayor valor a nuestro vehículo que a nuestra vida?

Quizás tener un seguro de decesos ya no es tan raro, sobre todo una vez superamos cierta edad. Incluso algunos de nosotros valoramos la necesidad de tener también un seguro de vida, solo para proteger a nuestras familias ante un fatal desenlace. Pero todas estas medidas servirían para ofrecer tranquilidad a nuestros seres queridos después de nuestra partida ¿y si el problema nos llega en vida?

Un accidente o una enfermedad no es un problema exclusivo que pueda surgir solo en personas mayores. Todos nosotros estamos expuestos cada día y necesitamos tener la seguridad de que no lo perderemos todo en un golpe de efecto.

Si el azar, el destino o un conductor irresponsable nos deja incapacitados ¿quién suplirá el salario que ya nos vamos a poder aportar en casa? Un cierto grado de dependencia nos podría privar de nuestro trabajo, de nuestra nómina y de nuestra vida en general. Y es que tu coche se puede sustituir, pero ¿y tú? ¿Estás preparado para algo así? AXA y su seguro de vida dependencia cubrirá la ayuda que puedas necesitar por menos de lo que crees. Porque tu tranquilidad es lo primero.

tu coche vale más