Existen muchos tipos de póliza, pero puede ser que un seguro no se adapte del todo a tus circunstancias. Es por eso que hay que conocer bien lo que se está contratando. De esta forma podrás estar más tranquilo y tener las garantías de que, en caso de necesidad, la compañía te ofrecerá todo lo que precises.

Para eso existen pólizas que te permiten añadir o quitar opciones según te convenga. Por ejemplo, si vives solo o sola y no tienes herederos, quizás no te interese demasiado que un seguro te ofrezca un capital tras tu defunción.

Pero, probablemente, sí que necesitas ciertas garantías de que si te pasa algo y, queda reducida tu movilidad, tendrás quien te cuide. Todo eso sin perder calidad de vida y pudiendo vivir en tu casa. ¿Lo habías pensado? ¿Tienes suficientes ahorros o familia que pudiera ocuparse de todo? Esta es posiblemente una de las opciones más prácticas e interesantes.

Contrata un seguro solo si de verdad puede ayudarte

Antes los bancos nos obligaban a contratar un seguro para conseguir un préstamos o hipoteca. Un producto cuya única finalidad era que, si nos pasaba cualquier cosa, la entidad no se quedaría sin cobrar nuestra deuda. Por suerte ya no son obligatorios y, aunque pudieran exigirnos ciertas garantías, seríamos libres de escoger la compañía aseguradora.

Hay sectores en donde son más comunes ciertos tipos de seguros. Por ejemplo, los autónomos suelen necesitar ciertas garantías de que todo les irá bien si pasa cualquier cosa. Y es que contratiempos hay de muchos tipos, pero cuando todo depende de uno mismo, cualquier protección o seguridad son bienvenidas.

También las personas que pasan mucho tiempo en la carretera, sea cual sea su puesto. Conduciendo o atendiendo de urgencia a los heridos de tráfico, todos los que vemos accidentes constantemente sabemos que en cuestión de segundos todo puede cambiar. Por eso nos gusta poseer ciertas garantías.

Y, finalmente, las personas que tienen menores o mayores a su cargo prefieren asegurarse para lo que pueda venir. Y es que, cuando otros dependen de ti, de tus cuidados y atenciones o de tu sueldo, no puedes evitar sentir la responsabilidad de pensar en ellos y en su futuro, contigo o sin ti.

Cada circunstancia especial tiene una respuesta específica

Sea cual sea tu caso o circunstancia, sea por ti o por terceras personas, asegúrate de que lo que vas a firmar es justo lo que quieres firmar. Por eso en Seguro de Vida y Dependencia nos gusta especialmente explicar con detalle cada punto de las pólizas a sus interesados.

Si tú también quieres encontrar una solución que garantice tu futuro o el de tus seres queridos, pregúntanos y te asesoraremos en todo lo que necesites. Pero si ya tienes una póliza con otra compañía y hay algún punto que no comprendes bien, nosotros te asesoraremos para que puedas estar tranquilo.

Si buscas un seguro seguro llámanos y encontraremos justo lo que estás buscando.

un seguro

Un seguro seguro

También te puede interesar

Contacta con nosotros

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *