Esta es mi situación: estoy viudo y mis dos hijos dependen de mi al 100 %. Tengo dos chicos guapos y sanos que todavía están estudiando ¡y lo que les queda! Porque seguro que llegan a la universidad. Y es que esta es una de las pocas cosas en las que la vida me ha sonreído. Mis dos hijos son muy inteligentes y seguro que consiguen lo que se propongan.

Mi mujer faltó por un cáncer y yo no me pude conceder ni tiempo para llorarla como merecía. Apenas falté un día al trabajo porque no quería arriesgarme a tener problemas. Desde el día en que la enterré solo vivo para trabajar. No puedo evitar pensar en lo que sería de mis hijos si yo perdiera mi jornal. Al menos así era hasta que un amigo me hizo una recomendación.

Vivir para trabajar o trabajar para vivir

Quedarte solo con dos niños a tu cargo es muy duro. Ha sido uno de los peores baches de mi vida. Y es que los primeros años todo me daba miedo. Era el primero en llegar a la oficina y el último en irme. Siempre estaba pendiente de todo, hasta el punto de olvidarme de mi mismo. El tiempo pasaba sin más y un mes superado era una nónima más que llevar a casa.

Así era hasta que hablé con uno de mis mejores amigos. Él estaba preocupado por mi. Yo dormía poco porque cocinaba de noche y trabajaba de día. No salía a no ser que tuviera que llevar a mis hijos a algún sitio. Tampoco veía a mis amigos o quedaba con nadie ajeno a mi pequeño núcleo familiar. Es por eso que al final fue mi amigo el que vino a buscarme a mi.

Un viudo con hijos también tiene esperanzas

Aquella cerveza, ese rato distendido y una conversación alejada de mi rutina diaria fueron como medicina. Me sentí más joven e incluso contento. Pero desde entonces hasta ahora no he dejado de estarlo. Él me habló del seguro de Vida y Dependencia y de las ventajas que tenía su contratación. Pude ver que hay esperanzas, que si algo me pasara a mi también mis hijos tendrían una oportunidad.

Un viudo con hijos no tiene por qué vivir con miedo. Y es que por muy poco tengo la certeza de que todo irá bien. Mis hijos podrían ir a la universidad igualmente. La tranquilidad que me da AXA me ha cambiado la vida y también puede cambiar la tuya. Infórmate bien.

viudo y con hijos

Viudo y con hijos

También te puede interesar

Contacta con nosotros

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *